Hacienda y su plan especial de intensificación de actuaciones contra el fraude.

Las actuaciones directas que comenzará a realizar la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI)  y la explotación de la nueva información y herramientas de control que ofrece la ley antifraude  de 2012 ( Ley 7/2012), marcarán el Plan de Control Tributario 2014, cuyas directrices generales aparecen publicadas en el BOE  número 78 de fecha 31 de Marzo de 2014.

Entre todas ellas destacamos:

 

1. Economía digital.  

La Agencia Tributaria fijará en 2014 una atención prioritaria en dos grandes áreas de control en el ámbito de la economía digital: fabricantes o prestadores de servicios que comercializan sus bienes o servicios a través de Internet, al objeto de garantizar la correcta tributación en España de las rentas generadas en la actividad económica, y personas físicas o entidades titulares de páginas web receptoras de publicidad, para asegurar la adecuada tributación de los ingresos publicitarios en nuestro país.

Se trata de aprovechar toda la información de internet que pueda tener relación con contribuyentes que operen en territorio nacional y descubrir actividades ocultas.

 

2. Economía sumergida.

Ejecución de una estrategia coordinada de lucha contra la economía sumergida, buscando la detección precoz de actividades ocultas y potenciando las actuaciones presenciales. La principal novedad en este ámbito será el papel protagonista que jugará el personal especializado en técnicas de auditoría informática, cuya unidad de control radica en la Oficina Nacional de Investigación del Fraude, la ONIF, con el objetivo de detectar manipulaciones de libros de contabilidad o de ocultación parcial de la actividad .

También serán prioritarias las actuaciones presenciales dirigidas al análisis de la facturación y los medios de pago para verificar el cumplimiento de la limitación de pagos en efectivo establecida en la Ley 7/2012.

Se intensificará el cruce de información relativa a flujos de fondos, facturación con tarjetas de crédito o situaciones patrimoniales inconsistentes con las declaraciones tributarias, y se reforzará la explotación de información de otras Administraciones Públicas, especialmente en lo relativo al ejercicio de actividades económicas.

Por otra parte, las actividades profesionales continuarán siendo objeto de especial seguimiento, además, aquellos que operen  en sectores donde sea habitual el cobro en metálico, se examinará la aplicación de la limitación de pagos en efectivo.

Igualmente, se intensificarán las actuaciones dirigidas a detectar la utilización abusiva de formas societarias en actividades empresariales en sus relaciones con socios, trabajadores, administradores o personas vinculadas con ellos, dirigidas a una disminución improcedente de la tributación global.

Dentro de la economía informal también se contempla mantener las visitas para detectar alquileres no declarados.

 3. Fiscalidad Internacional.

En el apartado de fiscalidad internacional se prestará especial atención a las operaciones realizadas con paraísos fiscales, a las multinacionales con establecimientos permanentes en España y que tributan como no residentes, y a la actividad de profesionales, artistas o deportistas no residentes para comprobar que tributan correctamente.

En concreto, en el caso de los paraísos fiscales se han planificado 340 actuaciones en 2014 dirigidas a verificar operaciones con estos territorios.

Asimismo, se potenciarán las actuaciones para regularizar la situación de contribuyentes que hubieran recurrido a una planificación fiscal agresiva, un mecanismo usado por las multinacionales que se sirven de las diferencias en las legislaciones nacionales para eliminar o reducir significativamente la tributación.

 

4. Herramientas de la ley antifraude.

Por otra parte, continuarán las actuaciones de control para impedir las tramas de fraude de IVA, aunque también serán objeto de especial seguimiento los autónomos acogidos al régimen de módulos para detectar tanto la emisión de facturas irregulares destinadas a reducir la tributación, como divisiones artificiales de actividad para mantenerse en dicho régimen.

También en 2014 el área de Recaudación  comenzará a aplicar el nuevo supuesto de  derivación de responsabilidad, las medidas cautelares para afianzar el cobro de las deudas y las actuaciones de investigación patrimonial que permitan detectar posibles insolvencias ficticias, se potenciarán, además, los acuerdos de prohibición de disponer de los bienes inmuebles de las entidades cuyas acciones o participaciones hubiesen sido objeto de embargo, combatiendo así el fraude derivado de la despatrimonialización de sociedades.

Control de las solicitudes sistemáticas de aplazamientos dirigidas al retraso injustificado del pago de las deudas tributarias y, en el caso de retenciones e ingresos a cuenta, o de deudores en proceso concursal, se hará un especial seguimiento de aquellas solicitudes que deban ser objeto de inadmisión.

 

Para visualizar la información al completo dejamos el enlace del BOE a 31/03/2014. En el cual se aprueba el plan anual de control tributario.

https://www.boe.es/boe/dias/2014/03/31/pdfs/BOE-A-2014-3417.pdf

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *